Justin Bieber se queda sin fanáticos ¿Verdad o rumor?

Se publico el 28 feb. 2011 en Justin Bieber México







Afirman que el fenómeno FeverBieber puede estar en decadencia, pues su película no ha sido gran recibida como se esperaba.
Su carrera es meteórica, desde que empezó a tocar la batería con apenas cinco años hasta el multitudinario concierto que ofreció hace pocos meses en Nueva York ha pasado un década. Justin Bieber se convirtió en fenómeno infantil hace poco más de dos años tras colgar algunos vídeos suyos en YouTube. Pero hoy son muchos los que empiezan a pensar que podemos estar ante un nuevo ídolo fugaz. Los que así lo piensan se apoyan en varios hechos acontecidos muy recientemente: la derrota en la 53 edición de los premios Grammy y la aceptación, por debajo de las expectativas, de su primera película. Puede consolarse, al menos, con uno de los premios de la música británica (los Brit Awards) al mejor artista revelación que recibió esta semana y con su exitosa aparición en el All Star de la NBA donde demostró su destreza con un balón de baloncesto.

"Veo un futuro difícil para él", contaba esta semana el experto musica Tom Osborn a la Fox. "Parece que los votantes de los Grammy le han lanzado un mensaje", dijo a la vez que mostró su preocupación por la sobreexposición a la que está sometido el joven Bieber (en pocos días cumplirá 17 años). "Un disco, conciertos, una película... es demasiado y encima le ha salido el tiro por la culata en los premios y en la película", argumentó. También aventuró que el cambio que sufrirá su voz puede condenarle definitivamente como ocurrió con otras estrellas infantiles del pasado.

Su película, segundona

La última comedia de Adam Sandler, Sígueme el rollo, se impuso al anunciado estreno de Justin Bieber: Never Say Never en una intensa disputa por la taquilla del fin de semana pasado en EEUU, donde también destacó el resultado de Gnomeo and Juliet. Sígueme el rollo, protagonizada por Sandler y Jennifer Aniston, recaudó 23 millones de euros entre el viernes y el domingo, un buen resultado para el actor y productor, que, sin embargo, no logró mejorar los ingresos de sus éxitos pasados como "50 primeras citas" (2004), que cosechó 29,6 millones de euros en su debut. Justin Bieber: Never Say Never, el documental cinematográfico sobre la joven estrella del pop al estilo de lo que se hizo con los Jonas Brothers en 2009, tuvo una gran acogida en las salas estadounidenses, y, aunque no alcanzó el primer puesto que todos esperaban, sí puede presumir de haber logrado 22,3 millones de euros en tres días y superar los casi 20 conseguidos por los Jonas Brothers durante el tiempo en el que se proyectó su película en los cines.

Publicar un comentario